Albóndigas de merluza con salsa de tomate

Las albóndigas de merluza con salsa de tomate son uno de esos platos ideales para conseguir que los niños (y los mayores poco aficionados al pescado) lo coman casi sin darse cuenta.

Se preparan rápidamente y, además, nos permiten congelarlas para cocinarlas más adelante. También pueden llevarse en la fiambrera para comer fuera de casa, incluso si no disponemos de microondas para calentar la comida.

En definitiva, son un plato cuya preparación aporta numerosas ventajas a la ajetrada vida moderna. Y por supuesto ¡Están buenísimas! No podéis dejar de probarlas.

Ingredientes (para 4 personas)

Para las albóndigas:

  • 500 g de filetes de merluza sin piel ni espinas (puede ser congelada)
  • 80 g de miga de pan
  • 3 huevos
  • 110 g de leche
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite para freírlas
  • Harina (preferiblemente especial para fritos y rebozados)

Para la salsa:

  • 700 g de tomate triturado
  • 2 cebollas medianas (400 g aprox.)
  • 80 g de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Para preparar las albóndigas:

  1. Lavar los huevos y el perejil. Descongelar la merluza.
  2. Poner en la jarra todos los ingredientes a excepción del aceite y la harina.
  3. Programar 2 minutos a velocidad 5.
  4. Hacer bolas con la masa resultante, pasarlas por harina y freírlas en abundante aceite a temperatura media-alta hasta que estén doradas.

Para preparar la salsa:

  1. Con la jarra limpia, echar el aceite y programar 1 minuto a 120º y velocidad 1-S.
  2. Agregar la cebolla pelada en cuartos y sofreír 6 minutos a velocidad 1-S y 120º.
  3. Añadir a lo anterior el tomate y programar otros 7 minutos a 120º y velocidad 1-S, poniendo el cestillo invertido encima de la tapa.

Servir las albóndigas acompañadas de la salsa, pero sin remojarlas previamente.

Variantes y consejos:

  1. Con estas cantidades salen unas 20 albóndigas.
  2. Podemos utilizar miga de pan rallada que habremos conservado en un bote igual que hacemos con el pan rallado.
  3. Antes de freírlas, podemos congelarlas. Lo más práctico es guardarlas en bandejas de polispan separadas y protegidas con film transparente. Antes de cocinarlas, deberemos descongelarlas.

 

 

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 700

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *