Arroz con leche

Arroz con leche

Durante 5 años de mi infancia estuvimos viviendo en la bella Asturias. Ahí, como no puede ser de otro modo, probamos el mejor arroz con leche del mundo. Y de allí se trajo esta receta mi madre, después de mucho probar diferentes versiones. Sin desmerecer al local, creo que este arroz no dejará indiferente a nadie. Se caracteriza por su cremosidad y su delicioso sabor.

Esta es otra de las recetas que se facilitan muchísimo con Mycook, puesto que nos ahorramos estar removiendo una hora y el resultado es inigualable. ¡No dejéis de probarlo!

Arroz con leche
Un clásico de la gastronomía asturiana, ahora hecho de forma sencilla con tu Mycook.
Autor:
Tipo de receta: Postre
Raciones: 5-6
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 250 g de arroz de grano redondo
  • 1000 g de leche entera
  • 200 g de nata para montar
  • 7-8 cucharadas de azúcar
  • 500 g de agua
  • Medio palo de canela en rama
  • La corteza de un limón pequeño
  • ½ cucharadita de sal
Preparación
  1. Durante toda la elaboración trabajaremos con la paleta mezcladora y sin tapar el bocal de la jarra.
  2. Poner el agua, la corteza de limón, la canela y la sal. Programar 3 minutos y medio a 100º y velocidad 2.
  3. Añadir el arroz y cocer 17 minutos a 100º y velocidad 2.
  4. Sacar la corteza de limón y la canela.
  5. Programar 30 minutos a 100º y velocidad 2 e ir agregando poco a poco la leche y el azúcar.
  6. Transcurrido este tiempo, añadir la nata y programar 5 minutos a 100º y velocidad 2.
  7. Rectificar de azúcar si fuera necesario.
Información nutricional por ración
Calorías: 470

Variantes y consejos:

  • Lo ideal es servirlo en cuencos individuales, los típicos son los de barro.
  • Podemos espolvorearlo con canela molida o bien caramelizarlo.
  • En cualquier caso, primero deberemos dejarlo enfriar hasta que se seque la superficie. Si queremos caramelizarlo necesitaremos un soplete de cocina o bien un quemador tradicional (siempre que tengamos fuego de gas) o eléctrico. Echamos algo de azúcar por la superficie y procedemos a quemarla justo antes de servir. Tendremos cuidado de no quemarla en exceso para que no amargue.
  • La cantidad de azúcar es muy personal. A mí no me gusta demasiado empalagoso, pero es preferible probarlo antes de terminar la cocción.
  • Podemos prepararlo el día antes siempre que lo guardemos ya servido en recipientes individuales y lo caramelicemos justo antes de tomarlo.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.