Croquetas de espinacas y queso

croquetas de espinacas y queso

Estoy muy contenta con esta receta. Las espinacas es una de las verduras que menos utilizo en casa porque a ninguno nos gustan especialmente. El otro día me regalaron unos manojos de espinacas frescas y decidí intentar hacer una receta que contentara a toda la familia. Y lo he conseguido con estas croquetas de espinacas y queso. El resultado ha sido muy bueno y en casa han gustado mucho.

Perfectas para hacer unas cuantas y poder dejar guardadas en el congelador para cualquier imprevisto, cena o picoteo.

Croquetas de espinacas y queso
Esta receta de croquetas es ideal para que toda la familia coma verdura sin problemas.
Autor:
Cocina: Española
Tipo de receta: Verduras
Raciones: 25-30 unidades
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 180 gr. de espinacas frescas
  • 120 gr. de harina
  • 50 gr. de aceite de oliva
  • 400 ml de leche
  • 100 gr. de queso
  • 40 gr. de cebolla
  • sal
  • nuez moscada
  • huevo y pan rallado para rebozar
Preparación
  1. Lavar bien las espinacas para eliminar los restos de tierra que puedan tener. Escurrir bien para que queden lo más secas que sea posible. Reservar.
  2. Echar en la jarra el aceite y calentar 1 minuto, temperatura 120ºC y velocidad 2.
  3. Incorporar la cebolla en trozos grandes y programar 2 minutos, temperatura 120ºC, velocidad 1-S.
  4. Agregar la harina y programar 3 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 3.
  5. Añadir la leche y el queso y mezclar 20 segundos, velocidad 5.
  6. Meter las espinacas en la jarra, echar sal y un poquito de nuez moscada. Programar 4 minutos, temperatura 110ºC, velocidad 4.
  7. Rectificar de sal si es necesario y programar 2 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 5.
  8. Verter la masa en un recipiente, cubrir con film transparente para que la superficie no forme costra y dejar enfriar. Una vez templado se puede meter en la nevera para que se enfríe más rápido.
  9. Cuando la masa está totalmente fría y cuajada podemos formar las croquetas. Solo hay que darles forma, de la manera tradicional o formando bolitas, y pasarlas por pan rallado, huevo batido y otra vez por pan rallado.
  10. Una vez rebozadas podéis congelarlas y así cuando las necesitéis sólo tenéis que freir y listo!
Notas
El queso puede ser solo de un tipo o de varios, como os guste más. Yo en este caso utilicé una mezcla de queso azul, queso manchego semi y queso Mahón, resultado… Ricas, ricas!!

 


2 comentarios

  1.   Holanda Ramirez dijo

    Falta la cantidad de harina que se debe incorporar.

    1.    Barbara G dijo

      Sí, perdón!! Son 120 gramos de harina! Enseguida corrijo la receta.
      Gracias por estar tan atentas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: