Falafel

Tenía ganas de hacer alguna receta vegetariana pero sabrosa y se me ha ocurrido preparar estos falafel, que, además, nos permiten comer la saludable legumbre que es el garbanzo incluso en días de calor como hoy.  Se pueden tomar acompañados de pan de pita, con ensalada o con diversas salsas, como la de yogur y cilantro que publicaremos próximamente.

Lo primero que he de decir es que las recetas originales llevan los garbanzos sin cocer (en remojo) para lo cual no es necesario añadir harina, pero esta versión, nos permite prepararlos aunque no hayamos sido previsores, utilizando un bote de garbanzos precocidos. También me ha parecido que de este modo serían más fáciles de digerir y menos pesados. En definitiva, es un falafel “a mi estilo”, pero de eso se trata la cocina muchas veces, de coger ideas de aquí y de allá y adaptarlas a nuestros gustos y necesidades. Y si el resultado es bueno…¡viva la creatividad culinaria!

Falafel
Deliciosa receta libanesa adaptada.
Autor:
Cocina: Libanesa
Tipo de receta: Aperitivos
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla grande
  • ⅔ dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo
  • De ½ a 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharada de cilantro
  • 10-15 cucharadas de harina de garbanzos
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva para freír
Preparación
  1. Escurrir bien los garbanzos y secarlos con papel absorbente, incluso dejándolos un rato al aire.
  2. Pelar los ajos y la cebolla, partiéndola en cuartos.
  3. Triturar los ajos y la cebolla 1 minuto a velocidad 7.
  4. Poner todos los ingredientes (salvo el aceite) en la jarra y triturar 1 minuto a velocidad 7.
  5. La masa debe quedar espesita, si no lo está suficiente, añadir más harina y programar unos segundos a velocidad 3 hasta que se mezcle. Si al freírlos se deshacen es que les falta harina (probar primero con una única bolita, la cantidad de harina varía en función del garbanzo y de cómo de seco esté).
  6. Dejar reposar la masa media hora. Hacer bolitas no muy grandes (del tamaño de una croqueta) con ayuda de un par de cucharas y freír en abundante aceite a temperatura media-alta. Escurrir el aceite sobrante con papel absorbente.
Notas
Venden unos botes con el cilantro (y otras hierbas) ya preparados y listos para añadir en forma de pasta, que nos permite tener siempre aquellos aderezos que no usamos mucho sin que se nos estropee.
Información nutricional por ración
Calorías: 300

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: