Puré de verduras

Puré de verduras
Este puré es un plato muy saludable y apto para todo tipo de personas (régimen, vegetarianos y celiacos). Permite su calentamiento posterior, por lo que es idóneo para transportar en la fiambrera. Se puede adaptar fácilmente a los gustos y a la disponibilidad de ingredientes e incluso transformarlo fácilmente en un potito para los más pequeños de la casa.

Ingredientes (para 3 o 4 personas):

  • 1 calabacín mediano (300 g aprox.)
  • 1 patata grande o tres pequeñas (300 g aprox.)
  • 1 pimiento rojo (150 g aprox.)
  • 1 pimiento verde (150 g aprox.)
  • 1 puerro (100 g aprox.)
  • 1 tomate (100 g aprox.)
  • 1 zanahoria mediana (100 g aprox.)
  • 1 cebolla mediana (250 g aprox.)
  • 2 dientes de ajo
  • Unos 500-600 g de caldo de pollo o de pollo con verduras (la cantidad depende de cómo de espeso nos guste)
  • 40 g de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

  1. Lavar las verduras y pelar la cebolla, los ajos, la zanahoria y las patatas.
  2. Partir las verduras en trozos medianos.
  3. Introducir en la jarra el aceite y programar un minuto a 120º y velocidad 2.
  4. Añadir el puerro, la cebolla y los ajos y sofreir 3 minutos a 120 º y velocidad 1-S.
  5. Añadir el resto de ingredientes a la jarra y programar 22 minutos a 120º y velocidad 2, con el cestillo invertido encima de la tapa.
  6. Triturar, con el cestillo invertido encima de la tapa, dando varios golpes de turbo hasta obtener la textura deseada. Si lo dejamos enfriar podemos programar 1 minuto en turbo.
  7. Rectificar de sal y servir.

Variantes y consejos

  • Este puré se puede hacer con casi cualquier verdura, por lo que se puede añadir o quitar en función de los gustos y la disponibilidad. Con un trozo de calabaza también queda muy bueno. Es importante que, si añadimos algún ingrediente, lo cambiemos por otro o reduzcamos la cantidad, porque tal y como está explicada, la jarra queda llena hasta arriba y si no, no nos cabrá todo. Eso sí, para obtener un resultado delicioso es imprescindible el sofrito de cebolla, puerro y ajos. El resto de verduras y el caldo siempre los añadiremos en el quinto paso.
  • También puede servir para aprovechar sobras de legumbres como garbanzos o lentejas, así como caldo sobrante de hacer sopa.
  • Si no tenemos caldo, podemos cambiarlo por una pastilla (de pollo o ternera) y 500 o 600 g. de agua.
  • Si queremos que lo tome una persona vegetariana, basta con sustituir el caldo de carne por agua o caldo de verduras.
  • Si se hace con menos agua y se añade algo de carne cocida (por ejemplo, pechuga de pollo) puede hacerse un puré ideal para los niños. Según la edad, introducir unas verduras u otras siguiendo las pautas del pediatra. En este caso, añadir la carne los últimos 5 minutos, cuando las verduras ya estén casi hechas.
  • Como la jarra queda bastante llena y el puré está muy caliente, para evitar salpicaduras por los orificios del cestillo es recomendable poner un paño o bayeta encima mientras usamos el turbo y sujetar el cestillo, sin presionar ni hacer fuerza, simplemente para evitar que pueda caerse o salpicarnos.
  • Para que las hebras de los puerros no queden enredadas en las cuchillas y dificulten su limpieza, lo mejor es cortarlos a lo largo en lugar de en aros.

 

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 224

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *