Salsa Alfredo con pollo

La salsa Alfredo es una salsa blanca y cremosa elaborada a partir de mantequilla, queso y nata y originaria de Roma. Normalmente se utiliza con los fetuccini, esa pasta larga y plana, más ancha que los tallarines, pero podéis utilizarla con cualquier otro tipo de pasta.

La salsa alfredo se puede complementar con diferentes ingredientes, tocino, setas, gambas, espinacas… cualquiera de ellos le va a la perfección. En esta ocasión yo he elaborado la salsa Alfredo con pollo para acompañar unos espaguetis integrales.

Salsa Alfredo con pollo
Una deliciosa y cremosa salsa blanca perfecta para acompañar cualquier tipo de pasta.
Autor:
Cocina: Italiana
Tipo de receta: Salsas
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 2 pechugas de pollo
  • sal
  • pimienta
  • ajo en polvo
  • 40 gr. de aceite de oliva
  • 40 gr. de mantequilla
  • 500 gr. de nata líquida
  • 100 gr. de queso parmesano en polvo
  • nuez moscada
  • orégano
Preparación
  1. Cortar las pechugas de pollo en daditos pequeños y condimentar con sal, pimienta y abundante ajo en polvo. (si no tenéis ajo en polvo podéis picar 4 dientes de ajo muy pequeñitos). Reservar.
  2. Echar en la jarra el aceite de oliva y calentar durante 3 minutos, temperatura 120ºC, velocidad 2.
  3. Colocar la paleta mezcladora sobre las cuchillas.
  4. Introducir los taquitos de pollo que teníamos reservados y freír durante 8 minutos, temperatura 120ºC, velocidad 2. Reservar.
  5. Retirar la paleta mezcladora.
  6. Echar en la jarra la mantequilla (no hace falta lavar la jarra). Programar 1 minuto, temperatura 90ºC, velocidad 2.
  7. Añadir la nata, la nuez moscada y una pizca de sal. Cocinar durante 3 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 3.
  8. Incorporar el queso parmesano en polvo y el orégano. Programar 2 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 3.
  9. Por último agregar los daditos de pollo que teníamos reservados y cocinar 1 minuto más, temperatura 100ºC, velocidad 2.
  10. Ya tenemos lista nuestra salsa Alfredo con pollo, solo nos queda echarla por encima de nuestra pasta cocida y a disfrutar.
Notas
Si queréis una versión un poco más ligera de esta salsa podéis sustituir la nata líquida por leche evaporada. Quedará una salsa un poco menos cremosa pero con menos calorías.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Valora esta receta: