Salsa Holandesa

La salsa holandesa es una salsa con un gran sabor y muy versátil ya que la podemos usar desde texturas semi-liquidas a texturas espesas, a gusto del comensal y del plato que estemos preparando.

Salsa Holandesa
La salsa holandesa es una salsa muy sencilla de preparar que combina genial tanto con pescados como verduras. En casa la usamos mucho para acompañar el salmón, es una combinación que siempre resulta.
Autor:
Cocina: Francesa
Tipo de receta: Salsas
Raciones: 4
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 100 gr. de mantequilla
  • 2 yemas de huevo
  • zumo de ¼ limón o media cucharada de vino blanco
  • una pizca de sal
Preparación
  1. Introducir la mantequilla y programar 1 minuto a 100º velocidad 2. Reservar y templar.
  2. Introducir las yemas y programar 5 minutos a velocidad 4. Cerca de los 3 minutos empezará a montar las yemas y es ahora cuando se empieza a incorporar la mantequilla que habíamos reservado, poquito a poco. Tened cuidado con no echar el suero que queda en el fondo del bol en el que hemos templado la mantequilla.
  3. Agregar el zumo o el vino y la sal. Programar 1 minutos a velocidad 2.
Notas
A pesar del nombre la salsa holandesa es una típica salsa de la cocina francesa.
A la hora de prepararla tener en cuenta que cuanto más tiempo la dejéis tomará una textura más espesa. Esto es importante porque si buscáis una textura más líquida deberéis dejarla menos tiempo.
Información nutricional por ración
Calorías: 289

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: