Alitas de pollo al ajillo

alitas-de-pollo-al-ajillo

¿Os gustan las alitas de pollo? Si es así, hoy os traemos esta receta que tendréis lista en menos de media hora, alitas de pollo al ajillo.

El resultado de la salsa es espectacular, y os servirá para llevaros al trabajo en el tupper sin problemas.

También es una opción perfecta para tener hecha y guardada en el congelador y utilizarla en un momento de apuro.

Ingredientes (2 personas)

  • 500 g de alitas de pollo, lo más pequeñas posible
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 100 g de ajo
  • 3 hojas de laurel
  • 150 ml de vino blanco
  • 50 ml de agua
  • sal
  • pimienta negra molida
  • perejil fresco
  • 1 pastilla de caldo de pollo o de carne

Elaboración

Lo primero que hacemos es pelar y cortar en dos partes la mitad de los ajos y ponerlos en la jarra de la Mycook. A continuación añadimos el aceite de oliva y programamos 3 minutos, a 120º, velocidad 1.

Mientras se sofríe el ajo, salpimentamos por ambos lados todas nuestras alitas.

Colocamos la paleta mezcladora y añadimos las alitas salpimentadas, las hojas de laurel lavadas, y el resto de los ajos pelados y cortados por la mitad (dejando 3 dientes de ajo para utilizar después). Programamos la Mycook durante 8 minutos, a 110º, velocidad 2.

Mientras se cocina lo anterior, machacamos en un mortero los 3 ajos que habíamos reservado junto con unas hojas de perejil fresco.

Tras los 8 minutos de cocción de las alitas, añadimos el vino blanco, el agua, la pastilla de caldo y el machacado de ajo y perejil. Lo dejamos todo 12 minutos, a 110º, velocidad 2.

Servimos bien caliente y acompañado de unas patatas fritas o arroz blanco y  mucho pan para mojar la salsa que seguro que triunfa.

 

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 300

2 comentarios

  1.   javier dijo

    Me encanta el pollo al ajillo, nueva receta para probar! Muchas gracias por darnos tantas ideas y tan ricas y sencillas!

  2. Gracias Javier, pruébala en casa porque te sorprenderá lo sencilla que es y lo deliciosa que queda. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *