Mayonesa casera

Me encanta la mayonesa y suelo hacerla en casa pero a veces compro un frasco y al probarlo me doy cuenta de que ni el sabor ni la textura es como deberían. La ventaja de la mayonesa comprada es que se conserva mucho tiempo en la nevera y la casera debemos consumirla en uno o dos días y mantenerla siempre refrigerada. Ahora que se acerca el verano y que con el llega la ensaladilla rusa, os propongo preparar una con esta mayonesa, seguro que os recordará a las que comíais de pequeños.

Es muy fácil hacer mayonesa en Mycook porque nunca se corta. Para la ensaladilla y los huevos rellenos suelo hacerla con aceite de girasol porque queda algo más densa pero se puede usar el de oliva o ambos. Esta mayonesa de hoy sólo lleva huevo, aceite y sal pero si la hago para acompañar el pescado me gusta más ligera y sabrosa así que la preparo con aceite de oliva y le añado una cucharada de zumo de limón y un poco de mostaza.

Ingredientes para 6 raciones (300 g de salsa)

  • 1 huevo
  • una pizca de sal fina
  • 250 g de aceite de girasol

Elaboración

  1. Pesamos el aceite en una jarrita.
  2. Ponemos el huevo y la sal en la jarra, tapamos y colocamos el vaso dosificador en posición alta, programamos 1 minuto velocidad 6 y vamos echando el aceite lentamente sobre la tapa de la jarra para que quede bien emulsionada.

Variantes y consejos

Después de hacer mayonesa o cualquier otra salsa quedan muchos restos en la jarra, para limpiarla echamos dentro un litro de agua y un poco de lavavajillas, programamos 2 minutos 80º velocidad 4, cuando esté casi al terminar el tiempo cancelamos la temperatura y subimos la velocidad a 5-6-7, después la vaciamos y enjuagamos bien bajo el grifo.

Más datos sobre la receta

Salsa mahonesa

Tiempo de preparación

Tiempo total

Kilocalorías por ración 425

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Rosa Aguado dijo

    Hoy he comprado este robot y estoy expectante. La primera impresión es muy buena. Mañana empezaré a cocinar.

    1.    Barbara G dijo

      Esperamos que te vaya muy bien con él. Ya verás que se pueden hacer recetas de muchos tipos y cuando le vayas cogiendo el truco las puedes ir adaptando a tu gusto. ¡Qué lo disfrutes!